Mal humor crónico ¿Una enfermedad?

¿El mal humor crónico puede llegar a ser una enfermedad?

¿Cuándo hay que prestarle atención al mal humor crónico ? ¿Está asociado a un cuadro depresivo?Es complejo definir si el mal humor crónico o la tristeza pueden llegar a ser definidos como enfermedad. Sin embargo, sí se debe les debe prestar atención cuando éstos persisten y comprometen la vida normal del paciente.

Existen diferencias entre la depresión y los de sentimientos como la tristeza o el duelo: estos últimos son sentimientos normales que forman parte de la vida habitual . La tristeza y el duelo pueden aparecer ante pérdidas importantes o crisis vitales; pero con una intensidad y una duración más corta .

El profesional es quien podrá arribar a diagnósticos específicos. El tratamiento monitoreado debe estar guiado por un profesional de la salud, siempre. Se recomienda la consulta con médicos de atención primaria que pueden descartar enfermedades asociadas.

¿Qué factores pueden desencadenar un cuadro de mal humor crónico?
Las causas y factores de riesgo del trastorno depresivo persistente se encuentran todavía en definición y no se puede confirmar unánimemente causas genéticas.

Si bien no hay pruebas de alta calidad que lo avalen, es probable que ansiedad crónica pueda condicionar el origen de estos cuadros. Asi como también, la sucesión de episodios traumáticos en la infancia.

Depresión
La depresión se define como el estado de ánimo dominado por sentimientos de tristeza, desesperación, ansiedad, sensación de vacío, el desánimo o la desesperanza.

Por otro lado se refiere al síndrome, caracterizado por el conjunto de síntomas y signos que pueden incluir el estado de ánimo deprimido. Las clasificaciones de los trastornos depresivos se encuentran en revisión.

En las últimas definiciones se unificaron varias entidades en una llamada trastorno depresivo persistente.

¿Cómo se manifiesta?
Se caracteriza por un estado de ánimo deprimido durante la mayoría de los días (la mayor parte del día) durante dos años o más. Vale aclarar que este cuadro puede abarcar desde cuadros leves hasta cuadros más severos. Asimismo se puede asociar a síntomas como insomnio, falta de apetito, dificultad en la concentración o en la toma de decisiones.

Una advertencia importante es que esta enfermedad no debe ser subestimada debido a que la persona que la padece tiene cerca de un 30% más de riesgo de desarrollar depresión grave.

Un trastorno mental que se manifiesta por un mal humor eterno que parece. Recuerda mucho el estado de ánimo de esos personajes que aparecen en dibujos animados o películas donde alguno de los participantes es un típico enojón.

Las personas con mal humor crónico sólo ven el lado negativo de las cosas y no siente placer en nada. La diferencia entre estas personas y el personaje del gruñón es que estos últimos se quejan de un problema, pero paran de quejarse cuando hallan la solución.

La persona se queja aun hasta cuando gana la lotería y por lo general no percibe su actitud como anormal. Para la mayoría de los pacientes, el mal humor constante es sólo un rasgo de su personalidad y su mal humor siempre se atribuye a los problemas del medio ambiente que lo rodea.

Una diferencia entre el mal humor crónico y la depresión es que mientras que la persona con depresión severa sufre un estado de ánimo en el cual los sentimientos de tristeza, pérdida, frustración, enojo, ira o dolor moral interfieren con su vida diaria muchas veces durante períodos realmente prolongados, y en ocasiones percibe como que la vida esta como detenida, la que tiene mal humor crónico, continua desarrollando su vida, pero siempre se está quejando.

El beneficio de un mayor conocimiento y una mejor comprensión de las enfermedades o trastornos del animo permiten afortunadamente acercarnos a un consenso de que el llamado trastorno depresivo mayor, distimia y algunas disforias como lo son los altibajos en el humor, serían manifestaciones transitorias de una misma enfermedad o un mismo proceso patológico, lo que se traduce en los síntomas depresivos.

La importancia de contar con un diagnóstico preciso
El seguimiento cuidadoso de los pacientes tanto por especialistas en salud mental, médicos de atención primaria y otros profesionales de la salud pueden reportar beneficios al arribar a diagnósticos precisos con tratamientos adecuados.

Agencias

Deja un comentario