¿Cuántas veces al día piensas en sexo?

Existen desacuerdos entre los expertos, si la adicción al sexo puede considerarse una reacción química, similar a la que se da con las drogas o el alcohol, o es un simple desorden del comportamiento.

El sexo es un tema recurrente al consultar las noticias cada día. Agresiones de origen sexual, como la ocurrida a una periodista en la Colonia Condesa, el caso de Los Porkys, de Veracruz, abuso infantil por maestros, los escandalosos casos de pederastia, provenientes de sacerdotes católicos, como la truculenta historia de Marcial Maciel y los Legionarios de Cristo o el caso de Boston, recientemente destapado por la película ganadora del Óscar, “Spotlight”.

Basta poner el vocablo sexo en Google o cualquier otro buscador, para que aparezcan miles de páginas relacionadas; hombres y mujeres de todas las edades o nacionalidades, que ofrecen servicios sexuales por placer o por negocio.

Pero, ¿cuántas veces al día pensamos en el?

De acuerdo a un estudio realizado en la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, los hombres piensan en sexo 19 veces al día en promedio, y las mujeres,  10.

Los resultados de este estudio, ponen de manifiesto que el sexo es uno de los temas más recurrentes en el pensamiento del ser humano.

Pero, también es obvio que hay personas que padecen una adicción al sexo, que rebasa los límites normales.

En 1990, el célebre actor Michael Douglas, estrella de películas como “Atracción Fatal” o “Acoso Sexual”, fue internado en una Clínica de Rehabilitación, para tratar su adicción extrema.

Existen desacuerdos entre los expertos, si la adicción al sexo puede considerarse una reacción química, similar a la que se da con las drogas o el alcohol, o es un simple desorden del comportamiento.

Otro estudio, hecho esta vez por la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, mostró que cuando un adulto visualiza imágenes pornográficas, se activan los mismos centros de recompensa, que los que se encienden en el cerebro de los drogadictos cuando ven su droga favorita.

El hecho es que muchos hombres han perdido su empleo por ver canales pornográficos en la oficina, lo que es clasificado por algunos investigadores como un desorden obsesivo compulsivo.

Al igual que las drogas y el alcohol, la adicción al sexo puede causar problemas, como la incapacidad de mantener una erección por un consumo excesivo de pornografía.

Muchos expertos opinan que la adicción puede afectar a la relación de pareja.

Ver pornografía como un hábito, es como estar comiendo todo el día y perder el apetito a la hora de la cena.

Internet ha traído grandes ventajas al ser humano, pero también ha facilitado los comportamientos compulsivos, como la adicción patológica al sexo.

Muchas de las cosas que hacemos cada día, como vestirnos lo mejor posible, usar perfumes y cosméticos o tratar de mantenernos en buena forma física, tienen una relación directa con el instinto sexual y con la necesidad de ser atractivos para otras personas.

Pero, hay que tener cuidado con que nuestra afición al sexo no se convierta en una adicción.

Y tú, ¿cuántas veces al día piensas en sexo?

Deja un comentario