¿Matrimonio aburrido? Consigue un amante

¿Qué esperas para huir de un matrimonio rutinario? Vivir la experiencia de un amante será la solución a todos tus problemas.

Las aventuras amorosas huelen a nuevo. La idea de un amante parece tentadora. Cuando nos sentimos cansadas, frustradas o agotadas por la lucha diaria por sacar adelante el trabajo, la vida familiar y la atención a los hijos, la tentación de volver a empezar una vida amorosa llena de adrenalina, nuevas costumbres y mucha pasión, se presenta con mucha intensidad.

Este es el preciso momento en que se requiere que nos decidamos a conseguir lo que anhelamos. ¿Cómo? Aquí te lo cuento:

1. Lánzate a la aventura… ¡con tu marido!

¿Y si te dijera que puedes tener esa deliciosa aventura con el hombre que ha compartido contigo tantos momentos? ¡Claro! Tu marido es el candidato ideal para planear el inicio de esta gran y fresca aventura.

Recuerda conmigo aquella ocasión en la que te animaste a hacer algo que nunca antes habías pensado realizar. ¡Qué agradable sensación la de haber tenido el valor de vivirla! ¿Cierto? Ahora quiero que te imagines viviendo desde ya esta aventura que a veces te roba el sueño.

Imagina que estás junto a tu hombre, quien te mira con ternura y te roba un beso mientras toma tu mano. Juntos siguen rumbo desconocido, lo que te provoca mariposas en la panza y te hace temblar. ¿Buscarías eso que dé a tu vida un giro de 180 grados?

2. ¡Rompe la rutina!

Anímate a hacer cada día al menos tres cosas de manera distinta y comienza, por favor, con la forma en que te diriges a tu esposo y le expresas afecto. ¿Por qué no robarle un beso?, ¿por qué no aparecer en su oficina para llevarle una bebida o algo para desayunar?, ¿por qué no organizar una salida de tres horas en la que estén los dos solos como cuando eran novios?

3. Renovarse o morir

Si para pasar momentos distintos con tu esposo debes desvelarte, desmañanarte o transformar alguna costumbre, ¡hazlo! Sabemos que vives al límite y que es preciso hacer mil listas para poder atender todos tus pendientes, pero también sabemos que a las cosas más importantes hay que dedicarles mucho más. Deja por un momento todo lo que traes en la cabeza y dedícate una semana a sorprender a tu marido.

¿Cómo se te ocurre que lo conquistarías?, ¿cómo lo sacarías tú de su rutina?, ¿cómo lo enamorarías si no fuera tuyo y no estuvieras dispuesta a un ?no? de su parte? ¡Haz eso!

4. Sé audaz pero prudente

Si te has propuesto cambiar la forma en la que vives tu relación con tu esposo y salir de la rutina, recuerda que tienes en el corazón el deseo profundo de lograrlo, pero el que estés convencida no necesariamente implica que tu marido esté en tu mismo canal, encontrar el uno en el otro a un amante.

Maneja poco a poco los cambios, si ves que alguna idea le quita el balance a tu amor, da un paso atrás y busca algo menos novedoso, que sacuda un poco menos su mundo, y de ahí en adelante sigue tu intuición. Logra conquistar con pequeños trozos de picardía y sorpresa, e involucra a tu esposo, ¡también a ti te encantará lo que a él se le ocurra!

5. Procura lo físico, lo intelectual y lo emocional

Cuando pensamos en vivir una aventura amorosa, tal vez lo primero que se nos ocurre es cambiar las expresiones físicas de afecto, pero las caricias o abrazos no son la única ni la más importante dimensión para expresar el amor.

Es muy enriquecedor lograr una conversación en la que la otra persona acepte y acoja con amor y ternura tu alma desnuda, y esa unión lleva a otros planos algo tan sencillo como una mirada de complicidad y entendimiento que sólo es fruto de una real comunión de almas.

Procura cambiar también la forma en que te comunicas, la forma como explicas tus necesidades, los temas que tocas; procura reconocer a tu hombre, y mirarlo con ojos nuevos, que te permitan apreciar todas sus cualidades como si recién las descubrieras.

Reiniciar una aventura amorosa con tu marido es un asunto muy sencillo si tomamos en cuenta que la vida es, como decía Forrest Gump, una caja de bombones, pues nunca sabes realmente lo que te va a tocar. Al ser entonces cada día y cada año una aventura distinta, lo único que necesitas es detenerte el ritmo alocado que tenemos, e intentar reconectar.

Toma hoy entonces de la mano a tu compañero de vida y avancen juntos a conquistar cada nuevo día, buscando una mirada y sonrisa siempre nuevas, siempre frescas y siempre amorosas.

Y por último, te invito a ver este hermoso video sobre ser amantes.

Deja un comentario